martes, 3 de marzo de 2009

Contemplando "Menú de Els 4 gats" (Picasso)


Evocación

El Sena…París…Lautrec…
La estación de Saint Germain…
Le Moulin Rouge…Un café…
A través de los cristales empañados
cobran vida
los guantes y los sombreros…
Suben, bajan y se inclinan
en un mundo bullicioso.
(Desde fuera se adivina)
Bastoneras y percheros,
mesas de mármol, y sillas
con respaldo de madera
y en el asiento rejilla…
Tertulias de intelectuales
dónde la conversación
suple al juego de salón.
Y se arrugan el cerebro.
(Más si cabe)
Y se agravan las ojeras…
Y se gestan grandes sueños…
Y despiertan las ideas…
Y entre el sonido de un piano
y el humo de los cigarros,
algún rostro decadente
con los párpados caídos
se descubre en los espejos
que recubren las paredes…
Empiezo a notar el frío.
Pienso en ti.
También en mí.
Imagino
una mirada, un abrazo, un café…y sonrío

(Karen Dinesen)

10 comentarios:

Anónimo dijo...

La sonoridad de Machado, D. Antonio

miner dijo...

Después de leer este poema, lo mejor que puedo hacer -y mira que me cuesta trabajo -ye callar como un "afogau". Y volver a leerlo de nuevo.
Un saludo

Karen Dinesen dijo...

Eso es mucho, anónimo. Muy generoso por tu parte. Gracias. Y gracias también por volver.

Karen Dinesen dijo...

Callate a ti resulta imposible, Miner. Gracias.

miner dijo...

Habla el "Afogau":
Yo cuando leo esti poema es como si estuviera viendo lo que cuentas en el.
Lo leí varias veces y cada vez me gusta más.
A mi, si una cosa me gusta, pues me gusta y punto, no se decir porqué.
Saludos

Bely dijo...

Miner tu y yo tenemos poco que decir.... encima D. Antonio Machado de por medio.


Yo me quedo con:
...la cena que recrea y enamora...

(seguro que lo sabeis)

Aunque tu poema o "verso libre" está muy bien, pero que muy bien.

miner dijo...

La sonoridad de D.Antonio no existiría sin el siguiente suceso:

Los padres de los Machados se conocieron a la orilla del Guadalquivir, cuando como hizo toda Sevilla acudieron para ver un rebaño de delfines que habían subido por el río. Allí se conocieron entre la multitud festiva, y a los pocos mese se casaron.

Ya ves Bely, gracias a unos Delfines, podemos comparar a Karen con Antonio Machado.

Bely dijo...

....Miner: tú te las sabes toas.

Yo estoy deseando ir a ver delfines.....a ver qué pasa....jejeeje.

Karen Dinesen dijo...

Bely, Miner...vosotros dos juntos provocais más atracción que un delfinario.
Miner, se trata de eso...de que veas y disfrutes a través de lo que lees. Gracias.
Oye, y no sabes cómo me presta el "chisme" sobre el encuentro de los padres de los Machado.Soy una cotilla incurable.

miner dijo...

Lo leí en unos diarios de Andres Trapiello.
Ya ves, no tiene ningún merito saber cosas, lo que tiene merito es crearlas, y eso es lo que hace Karen.