miércoles, 11 de marzo de 2009

LEY DEL TALIÓN





Escuchamos demasiadas veces la expresión “ojo por ojo, diente por diente” asociada a la idea de venganza : “Tú me la hiciste, yo te la hago”.

Desde mi infancia vengo escuchando como versión alternativa a la interpretación recogida en la Ley Mosaica (antes en el código Hammurabi 1.700 a.c.), la ofrecida por Cristo en el sermón de la Montaña, en la que, asumiendo quizás la misma vengativa interpretación de la locución a la que vengo haciendo referencia, se plantea la posibilidad de ofrecer la otra mejilla en vez de rebanarle la suya al contrario cuando recibes de éste un bofetón.

Y así, Jesús explicaba al gentío que le escuchaba. “Antes se decía ojo por ojo , diente por diente. En cambio yo os digo: no le contestéis al que hace mal. Si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, ofrécele la izquierda”.

Ya en mi adultez, leyendo el libro de Robert Graves, “Rey Jesús”, descubrí en él una interpretación para entender el mensaje de la frase desde otro punto de vista que me pareció muy acertado y que puede resumirse en esto : “Lo que rompes, lo pagas”. En el libro se explica, con claridad meridiana, como cuando alguien le quita un ojo o un diente a “otro alguien” de forma consciente y violenta, lo JUSTO es que se lo REPONGA.

Lo sintético de la expresión y la intención “malpensante”, que acompaña a veces a la condición humana, hicieron de esta frase una utilización ¿inadecuada? para ser aplicada en situaciones de venganza, cuando en realidad si nuestro pensamiento se encauza por el carril de las buenas interpretaciones, encontraremos en ella una frase apropiada incluso para ser grabada en los platillos de la balanza que acompañan a la imagen que es símbolo de la justicia.

(Karen Dinesen)

8 comentarios:

miner dijo...

Bueno, bueno, que filosófica estas hoy, yo en vez de poner la otra mejilla, mejor pongo el otro Carrillo. Si hombre, a Don Santiago.Seguro que hay muchos con ganas de rompérselo.

Y lo de, el que rompe paga,no se que decirte, la verdad ye, que yo como nunca rompí un platu -será porque no los friego- que te iba diciendo, no me acuerdo.
Si home si, que la prudencia ye la madre de la porcelana.
No ves tú como la de Porcelanosa, la Isabelina, ye muy prudente, tampoco rompió un platu en su vida y además ye tan "suavina" se parece a mimosín.
Bueno un saludin de Rompetechos.

Bely dijo...

.....Pos hace añoh que dijo uno de mi pueblo: ¡¡¡ la justicia es un achondeo!!!!

Y mira tu por donde, lo mires como lo mires sigue siendo un cachondeo. Por qué a ver en las circunstacias de crisis "occidental" que tenemos por dónde empezar hacer justicia. Los ayuntamientos no pagan, las entidades no cobran, los trabajadores tampoco cobran....uys que lio. El papa se cabrea con Obama por lo de las celulas madres......total que ya no sabemos a quien darle la "guantá"....Pos eso que la justicia ye un cachondeo...

miner dijo...

Bely, que el Papa se cabree con Obama, por lo de las células madre. Es una ¡buenísima noticia!

Karen Dinesen dijo...

Bely: suscribo lo que dice Miner respecto a la reacción papal frente al anuncio de Obama.

Karen Dinesen dijo...

Más filosofía,Miner: la teoría de la reposición parece justa.Pero ¿cómo reponer una vida si te la quitan...?
Las limitaciones humanas, Miner, las limitaciones humanas...

mary dijo...

me viene a la cabeza la irani ,ciega por la venganza de un pretendiente despechado , al que la justicia de su país le permite dejarlo ciego de un ojo (pues los ojos de una mujer valen la mitad )y ella esta pensando en cumplir la sentencia , a no ser que el susodicho pague para evitarlo ,( hasta esa suerte tiene ).......eso se explica porque no podemos pretender que por haberla atendido , y curado ,signifique que la educación que recibió se le vaya a olvidar .....es una pena pero .....que impotencia como tu dices.....

Karen Dinesen dijo...

¡Eh, Bely, que no me había percatado! Pareces una asturianina!
Estás aprendiendo mucho tú...

Bely dijo...

Gracias Karencina. Miner: la buenísima noticia sería que no se cabreara... me suena tu admiración a sarcasmo divertido, pero bueno viniendo de Rompechos, vale.