jueves, 13 de mayo de 2010

¿QUÉ SE PUEDE DECIR?


¡Qué se puede decir!
Yo es que me quedé sin palabras. No me sorprendió. En absoluto. Sin embargo, el abatimiento que anticipaba llegó. Sin aspavientos, cierto. Pero me abruma la constatación de los hechos. Y me abruma más porque el contexto previo me lo había hecho ver como ineludible. Y esto me instala en la depresión más absoluta.

¿Cómo puede ser…? Doscientos y pico años de la Revolución Francesa y sin haberse cumplido el centenario de la Revolución Bolchevique, teniendo vigencia ideologías que defendieron la igualdad de clases y que en sus rituales anuales siguen gritando al ritmo de la Internacional cosas como éstas : “Removamos todas las trabas que oprimen al proletariado”… pasa lo que pasa…

Proletariado, la verdad es que cada vez queda menos que oprimir. De eso ya se encarga el desempleo. Y el funcionariado es una clase que puede considerarse privilegiada, vista desde la óptica del empleo, claro. Por eso rebajarles el sueldo puede ser considerada por el gobierno como una medida equilibradora de clases, no? …Digo yo…Lo de la congelación de las pensiones…pues ¡yo qué sé!...que tampoco tienen tantos gastos los pensionistas. Los “sin techo” ya no la tienen. O sea que tampoco se les ocasiona grandes trastornos. Y los “con techo”, a estas alturas, ya estarán libres de hipotecas. Y para invertir sus dineros en puzles que se compran en los chinos, que es lo que hace mi madre desde que la operaron de cataratas (¡virgencita que la sanidad se quede como está!), pues mira, yo creo que les sobra.

Y lo de anticipar la jubilación ¡es que era un regalo, rediez! Poder hacer con tu tiempo lo que quieras a partir de los sesenta, igual es un poco refalfie. Que a esos años, si uno llega sin problemas graves de salud, o si llega simplemente, pues sólo estará afectado de artrosis, colesterol, hipertensión, ansiedad y otras nimiedades que objetivamente lo son, si hablamos de enfermedades. Lo de las nimiedades no lo digo con ironía. Que yo con la salud no hago chistes. Conste. Lo malo es que a esa edad cada año que pasa cuenta como dos a la hora de sumar fatiga y agotamiento.

Tengo un repunte en el ánimo con la reducción de inversiones en Defensa que se volatiliza cuando escucho que el Medio Ambiente también se verá afectado.

Pero bueno… ¡Alegría!. Tendré que echar mano de aquel poema de Calderón que mi tío me repetía con frecuencia para combatir los brotes tiernos de egocentrismo que advertía en mi actitud infantil. “Cuentan de un sabio que un día, tan pobre y mísero estaba que sólo se alimentaba de las hierbas que comía. ¿Habrá otro, entre sí, decía, más pobre y triste que yo? Y cuando el rostro volvió…” Ya sabéis cómo termina…

No es muy propio que yo reaccione así ante situaciones como éstas. Pero para cantar la Internacional o La Marsellesa me faltan ánimos y fe. Sobretodo fe. No la tengo…¡qué le vamos a hacer! ¿Es que los únicos adinerados aquí son el Gobierno, los diputados y los funcionarios? ¿Qué coño pasa con los grandes capitales? ¿No los hay? ¿No entran en el ajuste? …O es que no hay medidas a su medida…? ¿Qué les toca a ellos?...Ah, sí. Las empresas farmaceúticas se quejan porque bajarán los precios de aquellos medicamentos que tengan un equivalente genérico. Ya amenazan con que se perderán puestos de trabajo…Si es que esto es una mierda…Y perdonad la expresión. Pero no encuentro otra menos grosera para decir cómo me siento.

Hace unos minutos veía en el informativo a los “hinchas” del Atlético de Madrid, en la fuente de Neptuno, borrachos de entusiasmo. Estoy por ponerme una camiseta rojiblanca y sumarme a la celebración. De momento voy a intentar animarme haciendo karaoke con el Himno.
Y haya salud. Mi abuela siempre lo decía cuando no se veía agraciada con la lotería. Pues eso…
Salud y abrazos.

Karen Dinesen

http://www.youtube.com/watch?v=B_1vbtkp5t8


9 comentarios:

belijerez dijo...

Los finales es que los bordas, amiga, eres genial.

Me alegra de que tengamos salud, para contarlo, para narrarlo, para las guapas, para las simpaticas, para las gorditas (como yo), para las flacas....en fin que el "sucedido 12M" conocido como za-pa-te-ra-zo no sea "na por mi pare mi arma".

Echo de menos alguna epistolita, amiga.
Besitos.

Luis Simón Albalá Álvarez dijo...

A coro: Ale-ti, Ale-ti, Alé-ticodé Madriiií...

miner dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
miner dijo...

Pues yo como afectado estaría de acuerdo con las medidas, excepto la congelación de las pensiones, si fueran acompañadas de:
1ºImpuesto a los beneficios de las empresa.
2ºReducción de los gastos de la casa real.
3ºQue las ayudas a las diferentes religiones salga directamente del bolsillo de sus feligreses y no vía IRPF. Como por ejemplo pasa en Alemania.
4º Cuando un político deje de serlo,vuelta a su trabajo y si no lo tienen al paro como los demás. Nadie les obliga a ser políticos.
3º Que el gobernador del banco de España se calle de una vez, que si los trabajadores patatinpatan. ¿Qué era lo que hacía cuando se daban los créditos a cualquiera y de cualquier manera? callar como un afogau?
4ºLos países más ricos del mundo tienen los impuestos más altos. Suecia Dinamarca etc. Grecia, Turquía etc los tienen bajos a si les luce el pelo.
Por cierto el impuesto del IRPF lo pagan en un 90% los asalariados.

Perdona por la homilía y eso que se me ocurren más coses, de todes maneres que no se te olvide una cosa ¡Mujer enferma mujer eterna!

Aúpa Sporting

mary dijo...

Karen, mejor no digas nada , que después todo se sabe.....yo no tengo palabres....menos mal que para el lunes vuelve el calorin besinossss

Karen Dinesen dijo...

Beli...cuando ande mejor de tiempo, epistolita,¿vale?
Gracias por estar aquí día tras día.
Y salud, Beli, salud.Es el mayor privilegio del que podemos disponer.
un abrazo.



Luis Simón..¡No tienes ni idea de lo que cambió mi ensayo en el karaoke con la aportación de tu voz!GRACIAS.
Y un abrazo.


Miner, eres un sol.Yo también estaría..."estaría" ye condicional. Cuando toca a todos, pues toca a todos. Proporcionalmente a lo que se posee o se ingresa, "porfa", y en función de necesidades. No vamos también a recortar a los del 20% bajo el umbral de la pobreza, no?...
Pero, pero, pero...El condicional exige condiciones. Las que tú expones y más como bien dices. ¿Dónde están?...En el fondo del mar matarile-rile-rile. Como los bienes y pesetes (genérico de "pasta", moneda, dinero...)de los que más tienen. Bajo custodia además de un cuélebre al que ni con pan con alfileres somos capaces de aniquilar. Que ya conoce el truco.
Pus vuelvo a las sabias sugerencias de mi tío: "Cuentan de un sabio que un día..."
Y a los que tienen la finca a rebosar no me queda más que aguantalos. Eso sí.A cambio de insultalos, por lo menos. Total...ladramos, luego cabalguen.
Estoy desalentada, Miner, en cuanto a les posibilidades de la clase trabajadora frente a quienes tienen el control de la riqueza.Parezme que estamos em cueros...
Un abrazu.

Mary, tus sabies palabres son a les que tendría que hacer casu. Pero soy una charlatana impenitente.
A ver si vien el calorín, como tú dices,y, como decía mi güela: "El sol ye el pan de los probes". Yo modifico el refraneru popular y digo: "les penes con sol son menos penes".
Un abrazu, Mary

El Paseante Solitario dijo...

Simplemente vivimos los tiempos previos a un nuevo cambio, la historia desde 2008 ya a cambiado y aunque hemos vivido en "el pais de las maravillas" gracias a un gobierno felón, la realidad es la que es.
Odio profundamente la revolución bolchevique, todo lo que amo a la francesa....soy demasiado liberal.
La canallada infame que ha perpetrado el gobierno obligado por las circunstancias que el mismo ha creado, es indigna.
Pronto los silencios serán clamores, pues la injusticia no puede permanecer impune.
Es tiempo de profundo silencio, tiempo de la calma que precede a las grandes tormentas...

Karen Dinesen dijo...

Querido paseante:
Si en mi comentario hago referencia a la Revolución Francesa y a la Revolución Bolchevique, es porque, salvando las diferencias (que evidentemente las hubo), en ambas se perseguía como objetivo dotar al pueblo de un poder del que carecía.
Cierto que no es lo mismo tomar la Bastilla, seccionando las cabezas de quienes representaban el despotismo, al grito de "libertad, igualdad, fraternidad", que tomar el Palacio de Invierno proclamando la "dictadura del proletariado", de manera incruenta, pero marginando del proceso a muchos demócratas.
Luego los derroteros le dieron la razón a los franceses frente a los soviéticos...
Comprendo tus preferencias.
Yo, si tengo que elegir, también me quedo con la de 1789.
Gracias por venir.
Un saludo

Karen Dinesen dijo...

A mi paseante preferido, otra vez:
¿Tú crees (o tal vez sepas) de verdad que "pronto los silencios serán clamores"...?
Yo tengo la impresión de que existe una sensación de "derrota" entre la tropa, que no hay arenga que levante el ánimo para dar batalla alguna.