domingo, 11 de mayo de 2014

¿ALGUIEN HA PERDIDO LAS LLAVES DEL COCHE?







No me reconozco. Y no estoy hablando del tiempo que hace que no me veo por aquí...que bien podría ser esa una razón de peso. Pero, en esta ocasión, el motivo es otro. Yo que, salvo el botón del encendido y apagado, desconozco la funcionalidad del resto de los botoncillos  del mando del televisor, me encuentro en un proceso de inmersión televisiva mando en ristre para poder ver de nuevo el anuncio. Creo recordar que fue en "la sexta". Necesito verlo de nuevo con todos mis sentidos concentrados en la visión del mismo sin desviar la atención para poder captar el mensaje en toda su extensión. Y es que una, que siempre necesita de tantas palabras para decir tan poco, no está avezada en las nuevas formas que utiliza la publicidad para informar y formar. Frases cortas que dejan intuír, imágenes que permanecen escaso tiempo en pantalla pero lo suficiente para dejar el rastro inequívoco de hacia dónde pretenden que vayamos.

Lo cierto es que estos nuevos agentes de transmisión de la información adecuada al objetivo pretendido en el menor tiempo posible son auténticos artistas. Son mis reflejos los que necesitan una adaptación a las nuevas formas. De tal forma que, tatuajeada como lo estoy por aquello de "Omo lava blanco, blanco blanquísimo" o "Somos los conguitos, riquísimos de comer"...laaaaargos, con todo el despliegue de acciones entrando en el proceso al detalle, nunca me entero a la primera de lo que intentan contarme los nuevos artífices de los minivídeos publicitarios.Tal vez yo tenga la atención dispersa y cuando quiero enterarme necesitaría que me repitiesen la jugada. Con el fútbol me pasa lo mismo.

Una azafata en un avión pregunta a los viajeros si alguien ha perdido la llave de un coche. Un guaperas aparece por detrás para reclamarla de su propiedad y la muchacha se sorprende con una clara expresión que transmite lo inesperado de la reclamación por parte del muchacho.

Inicialmente, reflexionaba yo sobre el motivo de la sorpresa de la azafata...no tenía claro si era una aparición súbita de quien podría ser su amigo, novio o animal de compañía...también pensé en el comandante de la nave que había dejado el destino de los viajeros en mano del piloto automático...¡Ahhhhh! De repente caí en la cuenta al recordar, entre las imágenes, que el dueño de la llave aparecía ¡tras una cortina!.Unido a la palabra "bisnes" que me pareció escuchar, no sé muy bien en el contexto de qué frase, mi olfato detectivesco me lleva a concluír que el asombro, la extrañeza, el desconcierto de la muchacha está motivado por la idea de que un pasajero de primera clase o "bussines" conduzca un coche de lo que parece ser clasificado como "baja gama", y, en consecuencia, destinado a ser propiedad exclusiva de los viajeros de la clase turista. 

¡Acabáramos!!! Superada la lucha de clases...El interclasismo es un hecho entre los amantes del automóvil.  ¡Pero qué corta que es una!!
Sigo a la caza y captura del anuncio. ¡Es de certamen!
Besos
K.D.

(Imagen extraída de Internet)

8 comentarios:

Gustavo dijo...

Menos mal que lo viste sólo de pasada que si no, nos escribes una tesis doctoral.
Sólo te faltó recordar la marca del coche para que el anuncio surtiese el efecto buscado, o quizás es lo que buscan para que así pensemos más tiempo en él y quede grabado en nuestra mente. ¡Cómo nos puede manipular la publicidad!
Un placer leerte de nuevo.

belijerez dijo...

Mira por donde estoy leyendo tu post y viendo la TV2 Milenium........una pasada patrocinado el programa por BANKIA.
Hablando el obispo castrense sobre pederastia y demás. Esto si que es la hostiaaaaaaaaa.

Y claro lo importante de tu post es el final. Ya no hay lucha de clase, ni clase, ni na de na. Viendo semejantes programas no me extraña.

Gracias por aparecer. Yo ahora me distraigo con el fbus...jejejeje.Besitos.


Luis Simón Albalá Álvarez dijo...

:-)

Karen Dinesen dijo...

Gracias, Gustavo. ¡Ya te digo que necesito mucho para decir poco!
Un abrazo

Otru pa Luis y, por supuesto, uno muy fuerte ¡pa la jerezana!Un gusto saber de vosotros.

Besos pa todos.

Alipio dijo...

Habrá que ver el anuncio.

Saludos.

Javier Marín dijo...

El "Guaperas" se llama Jürgen Klopp y es entrenador del Borussia Dortmund. Y yo lo vi primero.

Javier Marín dijo...

Podéis verlo cuantas veces queráis aquí: http://www.nhb.de/en/news/details/opel-insignia-flugzeug.html

Karen Dinesen dijo...

Para Javier Marín:
Ante todo,gracias por tu información.
Tú lo viste primero parece ser. Pero...me gustaría conocer tu opinión al respecto.
Esto que acabo de escribir he intentado dejártelo en tu página. ¡nada! Una está totalmente obsoleta en esto de las tecnologías y no tengo ni idea sobre lo que tendría que hacer.
Ignoro que es eso de los "círculos". Pinché para comentar y...me encuentro con "ellos". Huyo despavorida.
Así que si vuelves por aquí te encontrarás con mis gracias por tu aportación sobre el "pluriempleo" (manda güevos!¡que hay que repartir el trabajo, leches!) del entrenador del Borussia.
Ah!! Y por el enlace! Espero que Alipio (lo digo porque mostró su interés) pueda verlo.