lunes, 19 de abril de 2010

DE CUERPO, ALMA Y AMOR...

Cada vez que mi tío escuchaba alguna crítica sobre el adulterio o la falta de compromiso exclusivo de alguien con otro alguien a la hora de compartir tiempo y cama, siempre sentenciaba con la misma frase: "Yo prefiero un bombón a medies que una mierda pa mí solu".

Está soltero y pienso que por opción. Le lleva demasiado tiempo buscar la verdad iluminado a golpe de candil. No tiene demasiado tiempo para ocuparse de otros menesteres. Pero no dejaba yo de darle razón en el aserto.

Porque ¿Qué queda después del placer, que no desdeño, de poseer un cuerpo? Cierto que puede hacerse de ese instante algo sublime si el arte y la suerte nos acompañan. Pero el acto de amor carnal mantiene intacta la autonomía de quienes a ello se prestan. -Me fue muy grato...un placer....hasta otra- La mente se va despejada. Y el otro pasa al olvido sin traumas, yéndose el cuerpo libre de enganches... Queda, eso sí, el recuerdo del momento. Para rememorar internamente de cuando en cuando.

Sin embargo el diablo, que es listo por viejo más que por diablo, desprecia el cuerpo y se dedica a comprar almas. Que se lo digan a Fausto...

Que te roben el alma es lo valioso para quien la sustrae. Quedarte con el alma prendida del alfiler de corbata del secuestrador ocasional es una faena. No hay forma de quitártelo de encima ni por un momento. Vayas dónde vayas llevas arrastras contigo al ladrón de espíritus. Porque te lo tiene agarrado de tal forma que no hay manera de desengancharlo. Y el cuerpo carga con el alma tocada para los restos.

No obstante, aquéllos que priorizan lo material prefieren el cuerpo. Y en exclusiva. Que el espíritu es invisible y quieren hacer ostentación de sus posesiones.

Menos mal que existen hombres como Pablo Milanés.


Karen Dinesen

7 comentarios:

belijerez dijo...

Chica...que buena entrada, y video también.

Besitos espirituales.

El Paseante Solitario dijo...

"Donde no hay intimidad, no existe sexo refinado" (marqués de Sade)

Una frase que resume mi pensamiento.

Karen Dinesen dijo...

Un abrazo, Beli.Y GRACIAS por tu forma de ver lo que digo.Aunque el cariño te impida la objetividad.


Comparto la afirmación del marqués de Sade.Y dices, Paseante, que tú también. Pero el hecho de que compartas lo dicho por Sade no incluye que tú optes por el refinamiento en el sexo , en cuyo caso no sólo bastaría el cuerpo... El alma pondría el primor...
Puestos a pedir...¿verdad? ¿Por qué no cuerpo y alma?

Me viene a la memoria de nuevo mi tío. A menudo (se repite bastante, como yo) nos exponía la inadecuación de la disyuntiva cuando alguien hacía el planteamiento siguiente:
"Prefiero vivir poco y bien que mucho y mal".
Mi tío matizaba: "¿Y por que no mucho y bien?"...Pues eso. Que me lo recordó.¿Por que cuerpo o alma y no cuerpo y alma?
Pues sí...

miner dijo...

¿Y cómo le va al diablo?
Pues fatal, todo el día asado a la parrilla.
¿Y cómo consigues las almas el diablo?
con la tentación del ¡¡Cuerpo!!
¿Qué hacemos los hombres débiles?
Caer en la tentación.
Pero tranquila, no pasa nada, nos confesamos y ¡Ala! a caer en la tentación otra vez.
Siempre nos quedaran hombres? como el diablo.

El simple simplemente Miner.

Karen Dinesen dijo...

"El simple simplemente Miner".
Sugerente título para un relato..jeje.
Miner, cuando yo era adolescente (o menos adolescente, no tengo muy clara la referencia), había una serie radiofónica de éxito incuestionable. El título era "Simplemente María".
¿Acuérdeste?...
Un abrazu

miner dijo...

Acuerdome, pero yo en aquel momento me dedicaba a cosas mucho más profundas, como Viaje al fondo del Mar.

Karen Dinesen dijo...

Acabo de comprobar que no se puede ver el video porque, según aparece en pantalla, "se ha cometido una infracción en los términos de uso".
Como ignoro cuál ha sido la infracción que he cometido, agradecería que quién lo supiese o supiera, me lo notificara.
Gracias.

¿Tiene qu ver con lo de la SGAE?...
¿Por qué no ha habido nada que me impidiera subirlo al blog????
No entiendo.(????)